top of page

¿Cómo saber si mi caminadora necesita mantenimiento o una revisión?

Antes que nada siempre te vamos a recomendar leer el manual con el que cuenta el equipo ya que brinda información muy importante que nos ayudará a mantener el equipo en buen estado, por ejemplo: los caballos de fuerza, el peso máximo que puede soportar el equipo, el tiempo máximo de la sesión de entrenamiento, etc...


MANTENIMIENTO

Con base a lo anterior, el mantenimiento preventivo como su nombre lo dice, sólo lo recomendamos para equipos que no presentan ningún tipo de anomalía y se recomienda mínimo 2 mantenimientos (aprox cada 6 meses tomando en cuenta el uso adecuado del equipo según el manual) al año para que todas las piezas estén correctamente ajustadas, que el equipo esté libre de polvo y para que todos los plásticos estén lubricados así evitando cuarteamientos o rompimientos.

A pesar de que una caminadora tenga poco uso o esté guardada, también se recomienda hacer mantenimientos ya que los plásticos tienden a resecarse lo que provoca que se cuarteen o se quiebren, de igual manera el polvo suele dañar los equipos provocando que pierdan funcionalidad.


REVISIÓN

La revisión aplica cuando tu caminadora presente cualquiera de estas anomalías:

-Ruidos extraños.

-Olor a quemado.

-Sobrecalentamiento (se puede percibir que la parte donde se trota se siente caliente)

-Cuando presente algún error en el tablero.

-Que el equipo se apague durante su uso y tenga que reiniciarse para volver a funcionar.

-Cuando la banda presente cuarteaduras, rasgaduras o se recorra del centro hacia los lados, también cuando presente resequedad.

-Que no arranque.


Algunos ejemplos de lo anterior:







76 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page